Respirar es parte de la técnica de cada ejercicio. La respiración debe ser controlada. Inhalar y exhalar en momentos determinados. Cuando levantas mucho peso es más difícil controlar la respiración. Es muy importante que la técnica y la ejecución sean correctas. Debes ser autocrítico.

Respirar bien va a ayudarte a conseguir mejores resultados porque vas a poder hacer más veces el mismo ejercicio. Es importante tanto en ejercicios de levantamiento de peso como cardiovasculares.

Respirar correctamente levantando pesas

Lo primero que debemos hacer es calentar el cuerpo antes de ponernos en nuestro peso correcto. Un fallo importante es no preparar el cuerpo gradualmente para el verdadero ejercicio.

Ayudar al cuerpo a prepararse para un esfuerzo cada vez mayor te va a ayudar a controlar mejor la respiración.

Debemos inhalar durante la bajada del peso, cuando se haga un ejercicio de resistencia y no de empuje.

Casi todos los ejercicio tienen un momento muy concreto de exhalación que es cuando se acaba con el empuje del peso. En este punto debemos exhalar todo el aire, volver a la posición inicial e inhalar nuevamente.

Con poco peso es fácil controlar la respiración, también es un ejercicio que se debe pensar constantemente o podemos llegar a alterar el orden sin darnos cuenta. Por ello es importante no dejarse llevar durante un entrenamiento si no tener la mente en el ejercicio.

La importancia de respirar bien haciendo pecho

Los ejercicio de pecho tienen una particular importancia la respiración ya que nos ayuda a tener la postura ideal para realizar el ejercicio. Al inhalar aumentamos el tamaño del pecho.

Al inhalar y por tanto ampliar el pecho nos permite que recaiga más el peso del ejercicio como el press banca más sobre la zona que queremos que sobre el tríceps que se entrena en una menor media.

Respirar bien te ayuda levantar más

Respirar mal y cansancio son dos conceptos muy ligados. La mala respiración va a provocar que que te canses mucho más durante una serie. Por tanto no hagas tantas repeticiones como tu cuerpo realmente puede hacer.

Cuando se empieza a entrenar lo primero que se debe hacer es estudiar la técnica de todos los ejercicios, primero para evitar lesiones, segundo para focalizar el esfuerzo en el músculo que nos interesa.

Si no aprendes bien a desarrollar los ejercicios puedes tener varios problemas, desde algunos más graves como una lesión, como otros menores como pueda ser la poca eficacia de tu entrenamiento.

Respiración en ejercicios Cardiovasculares

Cuando hablamos de la respiración, hablamos mucho de running, correr, etc. Ejercicios cardiovasculares que ponen a prueba nuestro corazón y nuestros pulmones. Lo primero es hacer ejercicio a un ritmo que nuestro cuerpo pueda soportar.

Es importante empezar de manera gradual, si lo hacemos poco a poco dejaremos que nuestros cuerpo se acostumbre y vayamos respirando mejor.

Debes inhalar por la nariz y expulsar por la boca. Existen muchos ritmos distintos de respiración: una inhalación fuerte y expulsarlo fuerte con una frecuencia rápida. O dos inhalaciones más breves y rápidas y una exhalación.

¿Cual es la mejor? la que te sea más cómoda.

Ten en cuenta que los pulmones y el corazón también se entrena. Aunque el primer día te ahogues con una rutina cada vez aguantas más tiempo.

Si tienes sobrepeso u obesidad recuerda que tus órganos estarán rodeados por grasa y no podrán estar al 100% de su potencial. La grasa irá disminuyendo si sigues una rutina de ejercicio y una dieta baja en grasas.

× ¿Alguna duda?