Perder peso no es tarea fácil. Supone un compromiso con uno mismo y muchas veces aprender a ser disciplinados. Existen muchas maneras de perder peso. Pero hay ciertos pasos que desde el día 0 debemos cumplir.

Perder peso no es una fase, no es una meta que se alcanza y se olvida. El compromiso de perder peso es un compromiso de ser más sanos y cuidarnos. Lo realmente importante no es perder esos kilos de más, si no mantenernos en el peso ideal para nuestra salud.

Recuerda que las dietas extremas ni son sanas, ni te ayudaran a mantener tu peso ideal. Si no que te ayudarán a bajar y enseguida volver a subir.

Por ello hay que dar desde ya unos sencillos pasos que nos ayudaran mucho:

Bebe más agua.

Así de sencillo y así de práctico. Cambiar las gaseosas, cervezas, alcohol, batidos de chocolate, etc por agua es algo realmente beneficioso. El Agua nos ayuda a filtrar y limpiar nuestro cuerpo. Es recomendable beber al menos un litro y medio al día.

Beber agua activa el metabolismo basal de manera natural, lo que quema calorías extra a lo largo del día.

Siempre podemos beber alguna cerveza o refresco, pero debe ser algo puntual y no algo habitual. Beber agua te ayudará a perder peso y a sentirte mejor. Mientras que otras bebidas frenarán la perdida de peso o incluso ayudarán a engordar con facilidad.

Otro beneficio de beber agua en una cantidad adecuada es tener menos apetito. Muchas veces entendemos tener hambre cuando lo que el cuerpo tiene es sed. Por lo que beber vasitos de agua a lo largo del día nos ayudará a llevar mejor el ansia de apetito.

agua_ejercicio

Una alternativa sana para cambiar el agua es el té. Los té son bebidas que tienen muchos beneficios. El mejor quema grasa es el té rojo. Con una par de tazas al día ayudaremos un poquito más a nuestro cuerpo y saldremos de la rutina del agua.

Haz ejercicio.

Aunque sea algo mínimo debemos quemar los que consumimos. Por ello es importante habituarnos a hacer un poco de ejercicio cada día. No debe ser una rutina exhaustiva. Si no caminar, ir al gimnasio a una sesión ligera, o incluso si tienes un perro, hacer los paseos más largos de los habituales.
Tenemos una vida muy sedentaria y debemos luchar contra eso. Ir a comprar andando, o cualquier idea que se nos ocurra es perfecta. Pero es importante empezar poco a poco para no agobiarnos y querer dejarlo.

El ejercicio debe ser ligero, controlando la respiración y si tenemos peso de más debemos intentar realizar movimientos sin gran impacto. Por ejemplo correr no te lo recomiendo ya que harás polvo tus rodillas a lo largo del tiempo.

Un ejercicio muy bueno es la natación o caminar cuesta arriba en la cinta o hacer senderismo. Ambos queman una gran cantidad de calorías y apenas suponen un impacto con las precauciones adecuadas.

Si tu idea es ir al gimnasio aquí tienes un articulo sobre las máquinas que más te van a ayudar.

Si buscas algo más personalizado y optimo para ti. Puedes pedirme una tabla personalizada o una dieta personalizada para conseguir los objetivos que te plantees. Con una tabla y una dieta personalizada llegaras a tus objetivos de la mejor manera posible y aprendiendo a cuidar tu cuerpo.

La regla de dividir el plato en tres.

Cuando cocinamos en una dieta nos obsesionamos por comer muy sano y dejamos de lado la función de comer que es nutrir. Debes hacer cinco comidas, o los que sean necesarias para no pasar hambre.

Los platos debemos dividirlos en tres. Este metodo se llama la división del plato. Una mitad para vegetales en crudo y cocidas. Varios ejemplo puede ser ensaladas, tomates, acelgas, judías verdes, champiñones, etc. La otra mitad se dividen en dos cuartos.

El primer cuarto debemos añadir alimentos que den proteínas como carne, pescado o huevos. Mientras que en el segundo cuarto debemos añadir carbohidratos como pasta, patata, arroz o legumbres.

Con esta división de la comida tendremos una nutrición adecuada para que poco a poco vayamos perdiendo peso. Se trata de una dieta variada y equilibrada.

Es importante quitarnos los picoteo entre horas y aquellos alimentos que no aporten nutrientes como bollería, salsas (BBQ, mostaza, etc), fritos, etc.

comida_sana

La fruta para merendar y almorzar te ayudará a mantener el apetito a raya. Ten en cuenta que el azúcar es una de la sustancias más adictivas. Si consigues bajar su consumo poco a poco te irá costando menos comer comida alta en azúcar.

La nutrición es un 80% y el ejercicio un 20%. Hacer uno de ambos mal hará que el otro apenas haga efecto.

Plantéate objetivos realistas

No te precipites y quieras hacerlo todo rápido y a lo loco. No es bueno perder mucho peso de golpe o intentar llegar a objetivos dejando de comer.

La pérdida ideal de peso es aquella que viene de una alimentación equilibrada y ejercicio moderado. De otro manera seguramente tengas problemas a la larga por una mala nutrición o lesiones.

Siempre debes contactar con un profesional si puedes o no hacer dietas extremas o ejercicios para los que no estás preparado.

 

 

× ¿Alguna duda?