Hoy en día casi todo el mundo busca tener una dieta sana. Uno de los elementos importantes son las vitaminas. Existen muchos grupos de las vitaminas, y no hay ninguno más importante que otro, sino que tienen funciones diferentes. El grupo de las vitaminas B es el más amplio. Hoy os hablare de una vitamina muy concreta.

¿Qué es y para qué sirve la vitamina B12?

La vitamina B12 (llamada también cobalamina) es una de las vitaminas más importantes para el desarrollo del sistema nervioso, un correcto funcionamiento del cerebro, la formación de la hemoglobina. Otro papel muy importante que tiene es en los procesos de cicatrización, del crecimiento de tejidos, y de tener unos músculos fuertes.
La vitamina B12 no es uno de los componentes propios del organismo pero tiene un papel muy importante en el metabolismo tanto de las grasas, de los hidratos de carbono y forma parte de la síntesi de las proteínas. Ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. Se almacena en el hígado y el organismo la va gastando según las necesidades.

Justo por su importancia en los procesos de metabolismo, por su función de quemar las calorías y producir la energía, en algunos campos, de manera informal, esta vitamina es llamada la “vitamina de energía”.

La vitamina B12 es una de las vitaminas que no produce el cuerpo humano, por lo tanto la única forma de tener los niveles necesarios de esa vitamina es gracias a una dieta rica en los alimentos que sí que la tienen alimentos. Los alimentos de origen vegetal no nos proporcionarían la cobalamina, ya que proviene solamente de los alimentos de origen animal. Obviamente tampoco de todos. Centrémonos en los que sí, la aportan a nuestro organismo.

Alimentos ricos en vitamina B12

Queso y otros lácteos

Los quesos, de todos los tipos, sería el alimento más rico en la vitamina B12. Consumiendo los lácteos es muy fácil cumplir con la cantidad diaria recomendada de esta vitamina. Al tener que ponernos a elegir el queso que más aportaría, sería el queso suizo, el parmesano y la mozzarella.

Carne

Comer carne de res o de cordero nos aportaría una buena dosis de la vitamina B12. Es cierto que la carne de cordero es una de las que más colesterol tienen, pero para compensarlo, es la que tiene mayor nivel de esta vitamina. La carne de res, además de la vitamina B12, aporta grandes cantidades de cinc y hierro.
El hígado es otro plato de carne muy rico en la vitamina descrita. Los hígados con más vitamina B12 son los de res, alce, pavo y pato. Sabiendo que no a todo el mundo le gusta comer tanto el hígado siempre se puede buscar una forma diferente de prepararlo, o comerlo, por ejemplo, en forma de paté.

A la hora de comer carne es muy recomendable buscar carnes que procedan de animales que hayan estado en libertad y con una dieta sana. No solo ayudarás a promover una causa noble si no que será una carne más rica y mucho más sana.

Pescado y marisco

Los pescados y los mariscos deberían formar parte de la dieta y ya no solamente por la cantidad de la vitamina B12 que aportan a nuestro cuerpo. Además de ella son muy ricas en otras proteínas y ácido Omega 3.
Para destacar algunos, según el nivel de la vitamina B12, en primer lugar iría la caballa.

vitamina b12
El pulpo sería otra fuente muy buena unas buenas dosis de esta vitamina. Para hacernos una idea, 50 gramos de pulpo crudo aporta el 150% de la dosis diaria recomendada. Al cocerlo, este número se duplica. El cangrejo y la langosta aportan algo menos de la vitamina B12, pero siguen siendo de los alimentos más recomendados.

Falta de la vitamina B12

Con la edad el cuerpo humano va perdiendo la habilidad de extraer las cantidades necesarias de la vitamina de los alimentos y en estos casos hace falta considerar los suplementos que proporcionen los niveles recomendados.
Hablamos tanto de todos los alimentos que contienen la vitamina B12, pero ¿qué pasa si de todos modos nuestro cuerpo tiene déficit de ella?
En estos casos la persona suele sentirse cansada, debilitada, con bajas defensas, sin apetito. En muchos casos esto se relaciona con una pérdida de peso y anemia.
Debido a la importancia de la vitamina B12 en el sistema nervioso, su falta puede causar problemas neurológicos, problemas con el equilibrio, mala memoria y daños en el sistema nervioso. Además puede ser una de las causas de depresión, confusión o incluso demencia.

Exceso de la vitamina B12

Sabiendo lo grave que es tener faltas de la vitamina B12 hay que tenerla muy vigilada. Mucho más porque no existen ningunos estudios que demuestran que existe cualquier tipo de riesgo de exceso de dicha vitamina.

Con la cantidad de información, alimentos disponibles y el ritmo de vida que lleva cada uno, no es fácil organizar una buena dieta. Si quieres ponte en contacto conmigo y te preparo una dieta personalizada, equilibrada y que se ajuste a tus necesidades.

× ¿Alguna duda?