La vitamina D es un nutriente con un papel esencial para el cuerpo humano. Es imprescindible para que el organismo absorba el fósforo y el calcio. Es importante para mantener una buena concentración de calcio y fósforo en la sangre. Tener buenos niveles de calcio influye positivamente en un buen desarrollo de los huesos y de los dientes. Es un componente importante en la prevención de la osteomalacia y del raquitismo.

La vitamina D tiene dos provitaminas: D2 y D3. La D2 tiene origen vegetal, en cambio la D3 proviene de los animales. Sin embargo su funcionamiento es diferente de las demás vitaminas. En este caso no es suficiente con tomar los productos ricos en esta vitamina. Solo con esto el organismo aún no la recibe. La vitamina D es la única que necesita la luz solar para formarse completamente.

¿Cómo funciona la vitamina D?

Cuando un organismo se expone a la luz solar, teniendo la dieta equilibrada, los componentes de la vitamina D proveniente de los alimentos se transforman en los riñones y en el hígado. El resultado de esta transformación es el producto activo de la vitamina D. Es justo este producto el que interviene en la absorción intestinal del calcio y del fósforo. De la misma manera forma parte en la reabsorción ósea.

Es por esa característica por la cual la vitamina D en muchas ocasiones se denomina la vitamina del sol, ya que sin la luz solar no llega a activarse ni tener el efecto en el cuerpo.

La vitamina D no necesita mucho sol. Según varias fuentes, una media de 10-15 minutos unos tres o cuatro días a la semana suele ser suficiente para que las provitaminas D2 y D3 se sinteticen.

Alimentos ricos en la vitamina D

Es necesario tener una dieta equilibrada, rica en todas las vitaminas. Sin embargo cada vitamina proviene de otros alimentos. Lo que te recomiendo incluir en tu dieta para no arriesgarse a la falta de vitamina D son los siguientes alimentos:

  • Pescado azul (el atún, la caballa, el salmón) es la mayor fuente de la vitamina D que se puede encontrar dentro de los alimentos.
  • Aceite de hígado de pescado (principalmente bacalao) proporciona una cantidad significativamente menor que el pescado azul.
  • Champiñones son la fuente de la vitamina D2. Los champiñones que han sido expuestos a la luz ultravioleta, por ejemplo, en la tienda, tienen un nivel mayor de la vitamina.
  • Leche y productos lácteos contienen también muchas otras vitaminas. Además de tener mucha vitamina D es la principal fuente de la vitamina B12.
  • Yema de huevo además aporta muchas proteínas y vitaminas.

Si quieres que te ayudo en gestionar tu dieta personalizada, teniendo en cuenta tus gustos y necesidades personales.

Déficit de la vitamina D

Es una vitamina muy importante para el correcto funcionamiento del organismo. Por eso sus faltas pueden perjudicar significativamente a la salud. En muchas ocasiones la insuficiencia prolongada en el tiempo produce falta de calcio en el cuerpo. Esto suele ser la base de enfermedades graves, como osteoporosis en adultos y raquitismo en los niños.
Independientemente de la edad puede influir en la generación de problemas o degeneración de las capacidades cognitivas de una persona, además de causar la sensación de una fatiga constante.

huevos-vitamina-d

Otro problema relacionado es la depresión. La falta de la vitamina D no causa depresión directamente. En este caso su influencia es más indirecta, pero hay que tenerla en cuenta. De la misma manera puede convertirse en un factor agravante para la aparición del cáncer.

En algunas ocasiones las personas sufren alteraciones de las funciones musculares. Este síntoma debería ser bien estudiado para no caer en un diagnóstico erróneo.

Excesos de la vitamina D

Ningún exceso es bueno. En este caso el exceso causaría un aumento del calcio en el organismo. Esto podría causar daños en los riñones además de aumentar la probabilidad de la creación de los cálculos renales.

Otro riesgo está relacionado con el lugar de la deposición del exceso de calcio. Puede ser muy peligroso si se almacena en los tejidos blandos, como el corazón, los pulmones o los tendones.

Por la misma razón de pueden producir problemas gastrointestinales y la pérdida de peso.

× ¿Alguna duda?