Como es bien conocido, el día de piernas para mucha gente supone un esfuerzo enorme o no les gusta en absoluto, y debido a esto deciden no entrenar ese día. ¡Ésto es un error muy grave!

En este artículo vais a ver la importancia tan grande que tiene entrenar las piernas. Por supuesto, es imprescindible tanto en un ámbito más aeróbico y de resistencia, como en disciplinas de ejercicios de fuerza.

¿Las piernas no son aproximadamente la mitad del cuerpo?

Hablemos para las personas que quieren cuidar su salud y su condición física.

Para todas las personas que quieren cuidar su salud simplemente, estar un poco en forma, es vital que realicen ejercicios de pierna. Sólo queréis estar sanos/as, nada más, no queréis convertiros en culturistas, lo entiendo. Pero no va a suceder nada malo si hacéis algunas sentadillas, o algo de ejercicio aeróbico en bicicleta o en cinta.

Las piernas las usamos todas las personas todos los días. Desde que nos levantamos de la cama hasta que nos vamos a dormir por la noche. Cuando queremos coger algo del suelo o de una zona baja, usamos las piernas para agacharnos y luego levantarnos. ¡PARA DESPLAZARNOS! ¿Cómo nos desplazamos? Con las piernas, ya sea andando o corriendo.

¿Qué razón hay para no entrenarlas? Puede no gustaros, o que os de pereza, pero no son excusas válidas.

Una vida sana comienza cuando cuidas tu cuerpo…COMPLETO! NO SÓLO ALGUNAS PARTES!

Si nos fijamos en toda la gente que realiza deportes específicos.

Un culturista necesita entrenar las piernas para tener una estética favorable a la hora de competir. Es imprescindible “hacer pierna” en un deporte que se centra en la estética del cuerpo, su musculatura, definición, simetría, etc.

¿Qué me decís del futbol? ¿creéis que un futbolista puede jugar bien sin unas piernas fuertes, que aguanten carreras largas, sprints, chutar fuerte un balón, y sobretodo, correr durante 90 minutos?

Es lógico que un atleta tenga piernas entrenadas para aguantar carreras de fondo, carreras de velocidad, saltos de longitud o altura…

No diré más ejemplos, creo que ha quedado clara la idea. En la inmensa mayoría de deportes las piernas son necesarias.

Por otro lado, no es culturismo, es bonito.

Ésto va dirigido a todos aquellos que os interese vuestra estética, sin que seáis culturistas o pretendáis serlo.

Antes de entrar en un tema delicado, diré que no estoy diciendo que todas las personas que tienen obesidad o una delgadez extrema tengan un cuerpo horrible.Lo más importante aquí, después de vuestra salud, es que a vosotros os guste vuestro cuerpo y os sintáis bien.

pexels-photo-421160

Para las personas con un cuerpo fitness, o con cierto grado de tono muscular, queda más bonito unas piernas acordes. Es decir, es bonito que haya cierto equilibrio entre la zona inferior del cuerpo y la zona superior, sin que haya descompensaciones de musculatura.

No es bonito un cuerpo con buena musculatura en la zona del tórax y los brazos, y que las piernas no estén entrenadas.

Repito, me refiero a los cuerpos con cierta musculatura. No estoy diciendo que alguien con obesidad o mucha grasa corporal no tenga un cuerpo bonito. En este asunto no existen verdades universales, Si esa persona cree que su cuerpo es bonito, se acabó, nadie puede decirle lo contrario, porque es algo muy subjetivo.

Otra razón para entrenar las piernas es la definición o perdida de peso.

Mucha gente quiere perder grasa, bien realizan deportes, o bien son personas que quieren reducir su sedentarismo y su masa grasa. Saltarse el dia de piernas sólo hace que gastéis menos energía, que al final se almacenará en forma de grasa en el cuerpo.

Lo esencial para perder peso y/o grasa corporal es gastar más calorías de las que se ingieren.

Ahora bien, hay dos opciones una vez aclarado esto, o se aumenta el ejercicio físico para que se produzca un déficit de calorías, o se come menos.

Lo segundo lo descartamos, porque aunque comer menos implica comer menos calorías, también estás reduciendo las vitaminas y minerales que tu cuerpo adquiere.

Lo primero es la opción más viable, aumentar el ejercicio que se realiza. Una vez más, volvemos a tener 2 opciones, hacer más ejercicio aeróbico o anaeróbico.

Si hacemos más ejercicio aeróbico, como andar, correr, hacer bicicleta… se necesitan unas piernas que lo aguanten, a nivel de fuerza y resistencia. Por lo tanto, es importante entrenar las piernas.

Por otro lado, si hacemos anaeróbico, y sólo entrenamos de la cintura para arriba, estamos reduciendo el gasto de calorías a la mitad.

En conclusión, hagamos el ejercicio que hagamos, debemos entrenar las piernas para que aguanten y estén fortalecidas.

Por último, pero no menos importante.

Realizar ejercicio y mover el cuerpo ayuda a retrasar las enfermedades degenerativas de las articulaciones.

Es muy común en la población padecer enfermedades como la artrosis, la cual afecta a las articulaciones, su movilidad, y en definitiva su función.

En muchos casos suelen ser articulaciones como los tobillos o la rodilla. Y esto puede tratarse en parte haciendo ejercicios de movilidad y tratamiento médico.

Entrenar las piernas en estos casos no sólo puede ser un buen tratamiento. Sino que si realizamos ejercicios específicos y adecuados a la persona antes de que padezca una artrosis (de rodilla o cadera por ejemplo), puede ayudar en la prevención de la misma.

Hay que pensar a largo plazo.  Para ello no digo que hagáis sentadillas con 150 kilos, pero sí que vuestras piernas, al igual que el resto del cuerpo, estén en buenas condiciones físicas.

Esto es todo lo que tengo que decir. Si tu salud, bienestar, estética y condición física es algo importante, no verás la pereza como una excusa.